Construir viviendas en acero disminuye costo final de un proyecto

diciembre 7, 2010

Entrevista_Casas_acero1

Permite desarrollar la obra con mayor rapidez, disminuyendo el costo final del proyecto. Además otorga libertad en el diseño, es 100% reciclable y posee mayor comportamiento sísmico y cualidades térmicas superiores a las construcciones tradicionales.

Utilizar acero en la construcción de una vivienda puede disminuir el costo final del proyecto, principalmente por la rapidez de fabricación y montaje debido a la industrialización de estos procesos. En concreto, el 90% de la estructura es industrializa, dejando la faena de fundaciones y losas para realizarlas en terreno. El resto de la estructura, mediante un sistema de vigas, pilares, cerchas, escaleras y elementos arquitectónicos de acero estructural son fabricados en maestranza y montados en terreno, todo como si fuera un mecano.

“Es un mito que construir con acero es más caro, no tiene por qué ser así y hemos sido capaces de demostrárselo a nuestros clientes, donde proyectos que originalmente fueron programados en hormigón armado, a través del uso del acero se logró bajar el costo final del proyecto”, señala Christian Schnaidt, Socio de la empresa AMCS, que se especializa en el desarrollo de proyectos, ingeniería, detallamiento, suministro, montaje y construcción de estructuras de acero.

Entrevista_Casas_acero2Asimismo, señala que el acero estructural es un material que tiene ventajas que son bastante conocidas, como la rapidez en la construcción, al fabricarlo en maestranza en condiciones controladas y que puede ser montado en prácticamente cualquier clima, y otras menos conocidas como, por ejemplo, que los costos de proyecto terminan siendo menores si se toman decisiones apropiadas en el proceso de diseño, fabricación y construcción.

Según comenta Schnaidt, “una vivienda construida con acero tiene un excelente comportamiento sísmico, libertad en cuanto al diseño que no es posible lograr con ningún otro material. Además, complementado con otros materiales en los cerramientos, se obtienen cualidades térmicas muy superiores a las construcciones tradicionales en hormigón y albañilería, lo que se traduce en ahorros significativos en energía y operación del proyecto a futuro. También, con el sólo hecho de que la estructura de la casa sea de acero, se obtiene un gran puntaje para denominarse como arquitectura sustentable. El acero puede ser reciclado a diferencia del hormigón armado”, menciona Schnaidt.

Con respecto a la lenta inserción del acero en la construcción habitacional, Christian Schnaidt sostiene que “existe una reticencia natural de las personas al cambio de lo tradicional. Normalmente las personas creen que una casa “sólida”, como comúnmente les llaman a las edificaciones en albañilería y hormigón, son de mejor calidad, siendo que no necesariamente es así”.

Y agrega que “estamos construyendo varias viviendas en acero y los resultados han sido tan positivos que solo nos queda esperar a que el mercado se adapte a este sistema”.

 

Déjenos su comentario

« | Home | »