Categoría: Editorial

Editorial junio 2014

Sergio Contreras

La industria del acero en Chile y en el continente está siendo sometida a una prueba amenazante en distintos niveles. La coyuntura social y económica enfrenta un proceso de cambios que estamos impelidos a  enfrentar. Las reformas propuestas, que hoy constituyen una demanda manejada por el mundo político de acuerdo a sus propios intereses ideológicos, se ciernen de manera inevitable, alterando las capacidades reales de nuestro desarrollo.

También la competencia extranjera, no bien equilibrada en la mayoría de los casos, establece parámetros distintos que generan condicionantes muy  heterogéneas para el avance de manera ordenada y fértil.

Ante esta situación, es necesario crear y establecer condiciones diferentes que generen una capacidad nueva para adaptar el medio y enfrentar la crisis que se extiende desde hace ya varios años a lo largo del mundo. Es necesario reconocer que la estrategia de negocios y, por ende, la planificación de la producción y la comercialización de los productos, debe tomar caminos diferentes de los tradicionales y, en especial, comprender que la dinámica de los negocios demanda un ritmo distinto a cada una de las entidades que participan en los procesos.

Frente a este panorama, el ICHA ha sido un referente cardinal para entregar la información y testimonio técnico que nuestro medio necesita de manera indispensable. Por este motivo, la participación y el intercambio entre sus socios y el de ellos con la industria y en definitiva con la sociedad, es de importancia capital.

Respondiendo a ello, en nuestra visión estratégica hemos diseñado una planificación en la cual los encuentros para instaurar este intercambio son primordiales. Para poder pensar las estrategias futuras, las posibilidades de transformación, sus alcances y, sobretodo, para tener una capacidad de respuesta acertada debemos establecer los foros y organizar los encuentros que puedan definir de manera serena las estrategias del futuro.

Atendiendo a estas condicionantes, nuestro Instituto ha restablecido el Congreso del Acero, el cual realizaremos este año después de un largo período de ausencia de esta instancia. Es altamente significativo retomar este evento, naturalmente de manera distinta, en el cual todos nos juntamos tanto para analizar el estado de cosas en la industria en la cual estamos insertos y en la cual actuamos, como para pensar o repensar el futuro, con la tarea de renovarlo y hacerlo mejor.

La situación hoy  es especialmente delicada, por lo tanto la participación de todos nosotros en este foro – a realizarse en agosto – es de importancia decisiva, pues las instituciones solamente pueden ser alimentadas y crecer con el sólido aporte de todos sus integrantes, pues el fortalecimiento de ellas se logra  con la integración de sus individuos, en una red fina y tensa, la cual finalmente produce los resultados que nos llevan a logros reales.

Sergio Contreras A.
Presidente
Instituto Chileno del Acero


Fecha: junio 29, 2014

Editorial mayo 2014

 

Sergio Contreras

Las condiciones actuales de mundo han definido un marco especialmente complejo para el desarrollo económico futuro del país. Este hecho genera desafíos a la industria en Chile, en especial a la industria del acero, situación que debe ser enfrentada de manera consistente y efectiva para lograr resultados que mejoren la posición relativa del sector.

Para lograr resultados que mejoren nuestra posición, es necesario actuar de manera conjunta y unificada. Debemos establecer un apoyo importante a las políticas públicas de manera que puedan ser potenciadas y que permitan asegurar a la industria nacional su desarrollo futuro. Por este motivo, nosotros debemos establecer las condicionantes técnicas más inmediatas que salvaguarden nuestra actividad y este fin lo podremos cumplir solamente si actuamos como un todo.

El Instituto ha establecido un plan estratégico en el cual se han recogido estas inquietudes y como respuesta a ellas se han propuesto dos importantes proyectos: “Organización y Desarrollo Tecnológico de la Industria del Acero en Chile” y “Registro Nacional de Productos de Acero”.

El ICHA es una entidad técnica que agrupa a los integrantes más importantes de la industria del acero a nivel nacional y por lo tanto la proposición de crear un Registro Nacional de Productos de Acero permitirá a la industria tener un control del cumplimiento de la normativa vigente en el país con la finalidad de establecer los niveles de calidad necesarios que definan un marco productivo confiable.

La mayor parte de los países desarrollados incorporan instituciones intermedias de carácter técnico. Estas instituciones deben ser capaces de entregar un aporte efectivo al estado y a las relaciones entre consumidores y productores.

El ICHA ha estado preocupado de estos hecho desde hace ya tiempo y, por este motivo presenta ahora estos proyectos con la finalidad de materializar de manera efectiva las sugerencias propuestas. Sin embargo, es de primera importancia considerar que el éxito de la tarea solamente se puede lograr mediante trabajo conjunto y colaborativo entre las diversas empresas. Solamente de esta manera este trabajo puede ser realmente efectivo.

El desarrollo de ambos proyectos nos permitirá tener proposiciones efectivas, tanto a las autoridades como a nuestros asociados y, por lo tanto podremos mejorar sensiblemente la tanto la calidad de los productos elaborados como la posición relativa de industria nacional.

Sergio Contreras A.

Presidente


Fecha: mayo 28, 2014

Sismicidad y acero

Recientemente en nuestro país hemos experimentado nuevamente la alerta de un sismo importante en la región norte. Ello nos lleva a recordar que esta tierra es inquieta y amenazante, por lo tanto nos obliga a estar preparados de manera constante para enfrentar una amenaza latente en cualquiera de sus regiones.

Hace un tiempo atrás recordamos también la aciaga ocurrencia del sismo del 27F, movimiento devastador que modificó de manera importante muchas de las relaciones y actividades del país, especialmente las de la ingeniería la cual debió entregar respuestas claras y certeras frente a un fenómeno que exige un comportamiento adecuado de las construcciones en todo su amplio rango, desde la habitación que alberga a todos los ciudadanos hasta las instalaciones industriales que aseguran la operación y, por ende, la continuidad del desarrollo económico.

En este entorno el acero, como material de construcción ha demostrado nuevamente que puede enfrentar de buena manera la acción sísmica. Sus cualidades físicas, una grácil flexibilidad unida a una alta resistencia, lo sitúan en una posición especialmente ventajosa para lograr diseños de alta calidad y gran seguridad en las construcciones.

Naturalmente se generan puntos críticos en en el este diseño, de manera que, para lograr esa seguridad, debemos tener un conocimiento logrado a través de un estudio profundo. Esto abarca tanto del comportamiento del material como de las características de la solicitación. Por este motivo es de importancia vital lograr políticas consistentes y eficaces de la autoridad de manera que los técnicos tengan la información necesaria para poder establecer normativas y reglamentaciones que guíen efectivamente a los diseñadores y usuarios.

Solamente la integración de todos los conceptos necesarios, bien planteados y bien resueltos, posibilitará tener desarrollos específicos en una industria, la del acero, que a pesar de todo el avance tecnológico alternativo sigue siendo pujante y se mantiene ofreciendo soluciones válidas para un futuro que exige cada vez más.

Sergio Contreras A.
Presidente
Instituto Chileno del Acero

 


Fecha: abril 4, 2014

Editorial: Excelencia técnica, un compromiso de nuestro Instituto

Las condiciones económicas globales determinan los aspectos fundamentales para el desarrollo de la industria del acero en el mundo. Las diversas turbulencias económicas experimentadas en los últimos años por el mundo, han delimitado el avance del desarrollo del acero, como materia prima o como elemento de construcción de manera dramática generando irregularidades que ha sido necesario suavizar mediante un adecuado manejo de las decisiones en los distintos niveles de las empresas.

En estos períodos se evidencia la necesidad de lograr un medio técnico de alto nivel de manera que el uso de los materiales tenga la confiabilidad necesaria en todos los niveles de usuarios; ya sean ellos altamente especializados, que necesitan de procedimientos técnicos perfeccionados a fin de lograr un desarrollo sin interrupciones en los procesos productivos o el público general que ha de confiar en que la institucionalidad vigente le entregue la seguridad que la sociedad tiene el compromiso de ofrecerles.

La normalización, la reglamentación y los estudios técnicos y económicos representan áreas de investigación y desarrollo que conforman el marco adecuado para lograr establecer con claridad las condiciones establecidas en los enunciados anteriores. El hecho de contar con una normativa moderna en la cual se ha invertido un gran esfuerzo en todos los niveles y descubrir que no existe un cumplimiento de ella, por cualquier motivo y en cualquier circunstancia resulta, a lo menos, inquientante y es per se, inaceptable. Sin duda, este cumplimiento no debe alterar las políticas de libre intercambio en cuales Chile ha desarrollado su economía basándola en un modelo por demás exitoso, ni interferir de manera que se generen barreras indeseadas para una competencia transparente y sin trabas. El control justo y bien reglamentado es una condición necesaria que representa un compromiso con los usuarios.

Considerando ésto, es también deseable que se comprenda con profundidad e inteligencia en todos los niveles, que los productores foráneos deben cumplir con todas las exigencias nacionales de manera equitativa para evitar una perniciosa asimetría en el mercado interno. Es también importante reconocer que lo anterior no es solamente aplicable a los productos manufacturados, sino también a los procesos anidados en sistemas o productos extranjeros que se importan al país.

La excelencia técnica, tanto en los procesos como en los diseños, es una meta prioritaria que nos hemos propuesto alcanzar a través de un trabajo permanente y estable al interior del Instituto para, de esta manera, fortalecer el uso del acero en nuestro país creando condiciones para lograr un alto estándar técnico que fortifique nuestra posición en la comunidad internacional y asegure el lugar que hemos alcanzado como país pujante, serio y transparente.

Sergio Contreras A.

Presidente
Instituto Chileno del Acero


Fecha: junio 25, 2013

Innovación en el uso del acero

Desde los comienzos de esta institución, hemos tenido la preocupación de tomar las medidas necesarias para incentivar el uso del acero incorporándolo en sus diversas fases a la industria de la construcción. Bien es sabido en nuestro país que el uso del acero en estructuras de edificios es extraordinariamente bajo, especialmente si se compara con otras economías como la americana o las emergentes de hoy como China y otros países asiáticos. También su uso en puentes ha sido, durante años, restringido por las entidades técnicas de la autoridad.

Estas resistencias del mercado frente al acero como material competitivo para la construcción de las estructuras y algunos elementos secundarios de los edificios, tiene bases reales y valederas en algunos casos. En estos casos, las bases son modificables para generar un entorno propicio para el uso del material.  En otros casos son febles y engañosas, como el hecho de que la población general percibe a las estructuras de acero como riesgosas frente a sismos sin tener en cuenta que este material ofrece un mejor comportamiento dadas sus características físicas.

En los casos  en que existan falencias reales del material o de los sistemas a utilizar es donde necesitamos lograr niveles importantes de investigación aplicada. Esta investigación es necesaria para poder generar la innovación que la industria de la construcción necesita para agilizar sus procesos. Las áreas donde es más urgente llevar a cabo estas tareas son las de protección contra el fuego, la corrosión y la compatibilización de la estructuras con los elementos de terminación.

En esta reflexión, hemos de considerar el hecho de que el crecimiento acelerado de la economía china ha creado condiciones de competitividad distintas en los mercados del mundo las cuales son especialmente severas en América Latina.

Los conceptos fundamentales de la tarea de la innovación están establecidos, sin embargo es de primordial importancia llevar a cabo las acciones que establezcan iniciativas efectivas para implementar un desarrollo consistente y sostenido de manera que pueda asegurar a la industria del acero un futuro estable y promisorio.

Sergio Contreras A.


Fecha: enero 30, 2013

Fortaleciendo la industria nacional del Acero

Como sabemos, existen 114 normas chilenas relacionadas al acero, muchas de las cuales están obsoletas, mientras otras son sólo referenciales y no están incluidas en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción, provocando que muchas veces se utilicen normas extranjeras.

Sabemos la importancia de que nuestra industria cuente con normas actualizadas, sobre todo para regularizar los productos importados de manera de controlar su calidad, especialmente tomando en cuenta que Chile es un país sísmico.

Como Corporación que vela por los intereses de sus asociados y de la industria local, para este año nos hemos propuesto actualizar las normas de acero como, por ejemplo, aquellas relacionadas con el diseño, fabricación y montaje estructuras de acero, de manera de proteger legítimamente la industria nacional.

Prontamente estaremos informando de los avances del proyecto de actualización que está llevando a cabo nuestro Comité Técnico.


Fecha: abril 28, 2011

Proyectándonos para el 2011

Ha sido un año difícil, con grandes sobresaltos para el país y para nuestro sector. Sin embargo, ya comenzamos a prepararnos para el 2011, un año donde veremos la concreción de nuevos proyectos relacionados con la reconstrucción de nuestro país, y que le permitirán al sector del acero tener un rol importante.

Como impulsores y desarrolladores de la red del acero, debemos seguir trabajando en conjunto para que nuestra industria siga creciendo, evolucionando y estableciendo las bases para el futuro.

En este sentido, el próximo año seguiremos enfocados en realizar actividades de capacitación, elaboración de proyectos, actualización de normativas, entre otros temas.

A nuestros asociados, les damos las gracias por el apoyo constante prestado durante el año y les deseamos una Feliz Navidad junto a sus familias y un exitoso 2011.

Mariano Nicolás
Director Ejecutivo


Fecha: diciembre 7, 2010